32 de enero

|
Invitar a la Muerte
a comer unos choris a la Costanera
para negociar, para chantajearla
y robarle un par de días más,
para que nos venga a llevar
recién el 32 de enero.

Si hay que morirse,
que sea a lo grande
como Pompilio
y no ahora,
a los veintipico,
con tantos discos
sin escuchar.

Todavía nos quedan
muchos tragos
por tomar, amigos
y este bar cierra
cuando a nosotros
se nos dé la gana.

Oscar,
otro old fashioned!

1 caracoles:

Cami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario